Nunca me imaginé que mi padre seria quien me quitará la virginidad pero así es como todo sucedió y como es que empezó nuestra relación incestuosa. Había llegado a mi casa luego de mis clases de inglés , me sentía cómoda puesto que mi padre todavía llegaría a la casa pero por la noche y mientras eso sucedía a mí me gustaba pasearme  por toda la casa sin ropa interior me sentía mucho más cómoda. Claro que luego de darme un baño me sentía relajada y cómodo tanto como para hacerme una pequeña paja ya que no había tenido alguna relación sexual todavía pero ya sentía mucho placer por estrenar mi angosto coño. Mi padre ya llevaba mucho tiempo intentando seducirme y justo aquella vez fue cuando él me descubrió así totalmente desnuda en la cama y dispuesta a todo, el sabía que estaba más que estada, y no le importó que sea su hija menor, tomo una cámara y puso a grabar todo sin importarle nada me lamio muchas veces mi coño y luego saco su enorme polla pequeña pero gruesa y sin reparos me empezó a follar. Luego de unos días ya esos actos se volvieron comunes entre nosotros.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment