Buena han pasado mucho tiempo desde que este abuelo ya dejo de mirar con ojos de ternura a su nieta de 18 añitos, pues hace una par de meses cuando la nieta cumplió la mayoría de edad la vio con mucho deseo, la nieta correspondió ese deseo porque ese gran afecto que tiene por su abuelo lo convirtió en amor. Es por eso cuando están solos en el campo se comportan como dos chiquillos enamorados donde la nieta le da una buena mamada de polla y el abuelo de coño. Veamos una 69 donde la simpática nieta le chupa hasta las bolas.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*