Mi matrimonio estaba algo dañado hace muchos años por algunas infidelidades que yo había cometido en falta hacia mi esposa. Esto había conllevado que busquemos soluciones para mejorar nuestra vida sentimental y sobre todo la de pareja íntimamente ya que en eso también habíamos decaído. Habíamos estado investigando en el internet y habíamos descubierto una página de incesto. Solo tenemos una hija y un hijo, y no sabíamos a quién hablarle del tema para ver si lográbamos convencerlos. Así que decidimos por nuestra hija la cual en la primera conversación nos quiso ayudar por el bien de nuestro matrimonio. Así es como mi esposa y yo hemos cumplido la fantasía de follar entre los tres, mi hija algunas veces se masturba mientras me ve como me follo a su madre, pero a mí me encanta obviamente follarme a mi hija porque es algo diferente sentir a una madura y a una jovencita más lubricada. Ahora estamos ya conversando con nuestro hijo pero él ha puesto algo de resistencia, pero estamos seguros que muy pronto todo podremos gozar juntos del placer incestuoso de familia.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*