Aquella hija rubia dejo de ser una niña, pues esta simpática rubia tiene en la mano un dildo especial, pues ese dildo está diseñado para dar placer anal pues la guarrilla tiene mucho deseo de probar placer por ese agujero apretado que tiene, pues aquella mañana la simpática hija pensaba que está sola en casa y comenzó masturbarse analmente en la sala y chillando como cerdilla, pues el padre estaba ahí en su dormitorio y al escuchar ese ruido que lo levanto decide ver que es lo que pasa pillando a su hija masturbándose con un dildo pequeño y rosado, pues la hija le dio vergüenza al ser pillada, pero el padre al verla muy cachonda y con ese agüero del culo bien dilatado saco su polla y le dijo hija acá tienes una polla gorda y de carne. La hija se lo trago entera y lamio toda la lefa como toda una zorra.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*