Siempre desde mi niña he sido una mujer muy deseada por mis novios claro que solo a uno le di mi virginidad y la mal aprovecho. Pero luego de estos impases, llego a mí una noticia que me causo impacto, yo era una de las únicas nietas que tenia por parte de mi madre a la que no conocí. El viejo era un millonario y lo único que deseaba era dejar su herencia a parte de su familia pero había pensado solo en mi. Y no podía ser mejor, pues quería una mujer al lado con quien compartir los últimos días de su vida. Yo podía ser esa mujer y así fue, me lo folle, el viejo no me era nada familiar y por eso no podía pensar en él como mi abuelo, grite y me deje hacer de todo con tal de que firme el documento donde el dejaba todo a mi nombre, además de todo eso, fue un polvo algo curioso, pues a pesar de ser un hombre muy viejo tenia la polla muy dura que finalmente termine lamiendo y tomando toda su lefa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*