Hace mucho tiempo me di cuenta perfectamente de las intensiones que mi sobrino tenia hacia mi persona, desde que llegue a vivir a la casa de mi hermana, su madre me pidió que no le hablase mucho de temas muy complicados pues ella sabía que algo no estaba bien con mi sobrino. Pues de esa manera lo hice pero el impulso y la atracción que yo sentía hacia el sobrepasaban las advertencias que su madre me había dado. Aquella vez al saber que llegaría a la casa mientras yo cocinaba prepare todo para aquel momento, me encontraba pelando unos pepinos frescos algo que fue preciso para que todo comenzase, luego de hacer algunas bromas el intuyo mi desesperación y deseo que tomase su polla y me engullera entera por mi garganta para luego sentarme y hacerme suya, así es como mi sobrino y yo empezamos esta relación que ahora ya tiene más de 2 años, a escondidas de mi hermana obviamente, no dejo de pensar en lo muy mujer que me siento cuando él es el hombre que abre mi vagina con esa polla gorda que tiene, soy feliz y eso es lo que más importa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*