Linda jovencita de 18 añitos tiene padrastro nuevo y ella siempre tiene la costumbre de follarse a los novios de mama, pues esta ocasión ella se levanto muy temprano y vio a su padrastro en la cocina y ella se fue a la lavandería para lavar su ropa interior. Ella pidió ayuda a su padrastro en donde ella se sienta sobre la lavadora y le muestra su coño sediento de polla. El padrastro al ver ese tierno y jugoso coño no dudo en comérselo. Esa mañana hijastra y padrastro follaron como locos sin impórtales nada.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*